Legalidad de los depósitos efectuados por españoles en Bancos Suizos

Mucho se está reprochando últimamente a la tenencia de fondos y depósitos de dinero en cuentas de Bancos Suizos, o extranjeros, dando la apariencia de que ello está revestido de ilegalidad. Tan es así, que en diferentes medios se refiere la tenencia de fondos en bancos extranjeros, por si mismo, como un escándalo, merecedor de reproche.

Sin embargo interesa aclarar que es absolutamente respetuoso con la Ley, la apertura y depósito de dinero en bancos de Suiza  o del resto de paises del mundo. Es más, tiene cumplida explicación la tenencia de fondos en bancos extranjeros, habida cuenta de que los depósitos en cuenta corriente se retribuyen en los bancos españoles con un tipo de interés del 0,00 %, gravandoles además, con gastos de mantenimiento de las cuentas. Con lo cual un ciudadano español si quiere obtener algo de rentabilidad por su dinero, que compense al menos el incremento de precios al consumo, debe contratar otros productos financieros, cuya inteligencia está revestida de complejidad para el consumidor. Por ello, tiene explicación que haya personas interesadas en depositar su dinero en bancos extranjeros que retibuyen mejor los depósitos en cuenta corriente. Y esto no tiene nada de ilegal.

Lo que sí es ilegal es ocultar a la Agencia Tributaria la existencia de esos fondos en cuentas de bancos extranjeros, y la rentabilidad que producen, porque la misma está sujeta a tributación en España. Para regular el régimen tributario  que corresponde a rentabilidades obtenidas en otro pais, ambos Estados suscriben los denominados Convenios de Doble Imposición, en cual se establece en que Estado se tributará por los ingresos, beneficios o rentabilidades, obtenidos en uno, por una persona física o jurídica residente en el otro. En el caso de Suiza el Convenio es de fecha 26 de abril de 1966, y en el mismo se regula la diferente casuística que se puede producir, y el régimen tributario que corresponde aplicar. En lineas generales los beneficios o rentabilidades obtenidas en Suiza por una persona física o jurídica residentes en España, tributan en éste pais. Excepto los beneficios obtenidos por un establecimiento permanente que una empresa española tenga en Suiza. Esa parte de rentabilidad de la empresa imputable al establecimiento radicado en Suiza, tributará alli. Y en los casos en que el Convenio autoriza a un Estado a exigir tributación por las rentabilidades generadas en el mismo, el otro Estado de residencia del contribuyente establece una exención en su impuesto, de lo pagado allí. La casuística es diversa.

Por último al ilegalidad de la ocultación a la Agencia Tributaria de la existencia de fondos en bancos extranjeros, también radica en la normativa que previene el blanqueo de capitales.

Pero la tenencia de dinero en bancos extranjeros no debe ser por si sola, ninguna noticia en los medios, porque es absolutamente acorde a la Ley. Otra cosa es la ocultación a la administración tributaria.